Es indispensable tener en consideración que la bomba de agua es algo básico para que puedas tener una buena temperatura en tu coche. Para cambiarla, puedes buscar un taller especializado en autingo, porque allí encontrarás los talleres especializados que necesitarás en tu ciudad.

Sin embargo, en el post del día de hoy te voy a presentar algunos consejos para hacer el cambio de la bomba de agua. Así que te recomiendo que sigas leyendo para que los conozcas y que así puedas hacer el cambio de aceite de la forma más óptima que puedas.

Consejos para el cambio de la bomba de agua

La reparación de la bomba de agua tendrá una dificultad dependiendo del tipo de coche que tengas. En la mayoría de los casos, será indispensable tener en consideración que llevar el coche a un taller será la mejor opción para evitar cualquier tipo de problema con el coche.

Sin embargo, si decides hacer la reparación por tu cuenta, debes tener en consideración que existen algunos consejos que puedes seguir. Para hacer el proceso de forma óptima debes seguir estos pasos:

Quita la bomba vieja

Lo primero a tener en consideración a la hora de hacer el cambio de la bomba de agua es que el coche debe estar completamente frío. De lo contrario podrías tener un accidente que derive en quemaduras por el líquido refrigerante caliente.

Una vez que tu coche está listo para empezar, comienza por el drenaje del líquido refrigerante hasta que ya no salga más. En este punto, será el momento de desconectar las mangueras que estén conectadas a la bomba de agua para terminar de drenar el líquido refrigerante, y retirar los tornillos de fijación para quitar la bomba del motor.

Instala la bomba nueva

Es el momento de hacer la instalación de la bomba de agua de repuesto en tu motor, y para ello antes debes asegurarte de que es el modelo exacto que acabas de quitar. Para la instalación debes conectar las mangueras de la bomba de agua, y colocar los tornillos de fijación.

Rellena el sistema con líquido refrigerante, asegurándote de revisar que no haya ningún tipo de fuga. En ese momento debes encender el coche para purgar el sistema y sacar el aire, rellenando el faltante de líquido refrigerante. Por último, debes dejar el coche en reposo por lo menos durante un período de 4 horas, para que tengas un buen desempeño.