El refrigerador es un electrodoméstico que nos proporciona muchas ventajas y comodidades en nuestra vida cotidiana. Es por eso que necesitas conocer cuáles son los fallos más frecuentes en un refrigerador para estar atentos a su solución.

Hemos creado para ti esta guía con la finalidad de enseñarte cuáles son los problemas que comúnmente afectan a este tipo de aparatos. De esta manera tienes una visión muy clara al momento de contratar un servicio de reparación de electrodomésticos.

Cable de alimentación dañado

Uno de los problemas que frecuentemente afectan al refrigerador es el daño en el cable de alimentación. Son muchos los factores que pueden hacer que el cable de tu refrigerador se descomponga.

Una sobrecarga de voltaje puede hacer que el cable se recaliente y se funda causando problemas de conductividad.

Roedores y mascotas pueden dañar el cable incluso de una forma imperceptible. La solución al presentarse una avería en el cable de alimentación es sustituirlo por completo.

Para ello recomendamos contactar con una empresa de reparación de refrigeradores en Guadalajara o en tu ciudad más cercana.

Bajo voltaje

El refrigerador necesita de un nivel de voltaje adecuado para funcionar correctamente. Si el voltaje está muy por debajo de lo requerido, es posible que los componentes no funcionen correctamente.

Por lo general el problema de bajo voltaje no tiene una causa interna dentro del refrigerador. La causa suele ser externa y tiene que ver con una posible sobrecarga de aparatos en el sistema eléctrico de tu hogar.

También es posible que la toma de corriente donde instalas tu refrigerador esté descompuesta.

Termostato averiado

El termostato se encarga de determinar si la temperatura interna del refrigerador es la adecuada para entonces ordenar al motor que descanse momentáneamente.

Cuando el termostato no funciona, o lo hace de manera inapropiada, pueden aparecer dos escenarios:

  • El motor nunca arranque: El termostato no envíe señales al circuito de control para que el compresor empiece su trabajo de refrigeración.
  • El motor no pare de trabajar: El compresor se mantiene permanentemente trabajando porque el termostato no lo detiene. Esto causa congelación de ranuras y tuberías.

En cualquier caso la sustitución del termostato es sin duda la mejor solución.

Configuración errónea

Muchos de los problemas del refrigerador pueden tener su origen en una configuración inapropiada. Por ejemplo, si colocas el control de temperatura en el mínimo de enfriamiento y vives en una zona calurosa, el refrigerador no alcanzará la temperatura adecuada.

Por eso es muy buena idea leer el manual del fabricante para que tengas en cuenta cómo es la configuración correcta según tus necesidades y la zona donde vives.

Condensador en mal estado

El condensador es el encargado de convertir la energía del motor en una temperatura baja que permita enfriar el interior del refrigerador.

Si este componente se daña tu refrigerador no terminará de enfriar. Este componente está formado por tuberías que transportan gas refrigerante, y si estas se obstruyen o se dañan, el proceso de condensación no se llevará a cabo. El especialista deberá revisar detenidamente las tuberías en busca de algún problema.