Es importante saber estimar el precio de una propiedad cuando se compra y cuando se pone a la venta. Para ello, generalmente recurrimos a una estimación inmobiliaria. Por supuesto, estimar una propiedad resulta más o menos complicado, según el escenario. Intentemos determinar juntos cómo estimar una propiedad de manera eficiente.

El principio de valoración inmobiliaria.

La tasación de bienes raíces es un método para determinar el valor de mercado de una propiedad puesta a la venta.  Muy a menudo, son las viviendas habitables las que están sujetas a tasación inmobiliaria, en particular cuando se ponen a la venta.

El valor de los inmuebles es fundamental cuando se trata de la venta de inmuebles. De hecho, es esto lo que condicionará el precio de la venta. Por tanto, la estimación del precio de venta de una propiedad viene determinada por su valor de mercado y son los profesionales quienes deben cuidarla para una estimación más precisa.

Es necesario realizar una cotización inmobiliaria en el marco de una venta, pero también en el marco de una donación inmobiliaria o una herencia.

¿Cómo se determina el valor de una propiedad?

Debes saber que la estimación inmobiliaria siempre tendrá una parte de lo subjetivo. Como ninguna propiedad tiene un valor predefinido, podemos encontrar ciertas diferencias entre dos estimaciones inmobiliarias de la misma propiedad. No obstante, conviene saber analizar el presupuesto de una casa o un apartamento con un mínimo de objetividad.

Una propiedad rara y pretendida verá aumentar su valor.

En pocas palabras, si muchas personas están interesadas en tu propiedad, será más fácil venderla a un precio alto que si atrae solo a una pequeña parte de los compradores.

Afortunadamente, es posible confiar en varios criterios más objetivos para especificar la estimación de bienes raíces. Porque una propiedad común y poco solicitada verá caer su valor.

¿Qué determina el valor de los bienes raíces?

Debe entenderse que hacer el presupuesto de una casa o un apartamento es más técnico de lo que parece. Hay ciertas cosas que pueden aumentar o disminuir el valor de una casa o apartamento, tanto que a veces es difícil obtener una estimación precisa.

Echemos un vistazo a los principales factores que determinarán la valoración de una propiedad:

La situación inmobiliaria

La ubicación de una propiedad es un elemento fundamental en términos de valoración. De hecho, la proximidad de una ciudad o la orientación de la casa pueden incrementar el valor de la propiedad.

Los inmuebles ubicados en ciudades altamente deseables serán aquellos cuyo valor se disparará más. No es necesario mentir, la ubicación de una propiedad es el criterio más importante para determinar el valor.

Un barrio pobre ubicado en el centro será mucho más valioso que una casa nueva ubicada en el campo y lejos de cualquier infraestructura.

Sin embargo, este es un criterio que no se puede cambiar. Solo el medio ambiente puede cambiar degradándose o mejorando.

Accesibilidad de la casa

Además de la ubicación geográfica de la propiedad, su entorno directo también jugará un papel en su valor. La proximidad a una autopista o transporte público, pero también a escuelas o tiendas, también es una ventaja.

Sin embargo, esto también puede ser una desventaja en el caso de una proximidad demasiado cercana a una autopista o un enlace ferroviario.

Asimismo, la presencia de una fábrica cercana puede devaluar mucho una propiedad, al igual que su proximidad a un barrio que padece mala reputación.

La arquitectura de la casa o apartamento.

Por supuesto, el tamaño y la distribución de la propiedad también influyen en su valor total. El número de baños o dormitorios, la presencia de un jardín, un garaje, una piscina.

Todas las características de la vivienda son también determinantes sobre su valor total. Por ejemplo, los compradores buscarán un número específico de dormitorios, o la presencia de un segundo baño o de diferentes inodoros.

El estado de la propiedad

Por último, la condición general de una propiedad obviamente tiene su importancia en el valor de esta última. Todo lo que compone la casa o apartamento puede tener un impacto en su estimación inmobiliaria:

  • Aislamiento.
  • Método de calentamiento.
  • Instalación eléctrica.
  • Recubrimientos.

Por tanto, la condición de una propiedad determinará su valor en el mercado local. Por lo tanto, para una misma superficie, dos casas en el mismo barrio pueden no tener el mismo valor, dependiendo de su estado.

¿Cómo estimar el valor de una propiedad?

Diferentes proveedores pueden estimar el valor de una propiedad. Algunos pueden ofrecer servicios de pago y otros servicios gratuitos. Hagamos un recorrido por los profesionales de la valoración inmobiliaria:

Tasación inmobiliaria por notario

Un notario puede proporcionar una estimación confiable y precisa de una propiedad. Conoce el valor de la mayoría de los activos en su área de práctica. Su función es, registrar y formalizar todas las transacciones inmobiliarias.

De este modo, puede dar el valor de una propiedad con precisión gracias a una base de datos que rastrea todas las transacciones inmobiliarias.

Utilice agencias inmobiliarias

Las agencias inmobiliarias también pueden estimar el valor de una vivienda y asesorar sobre el precio de venta correspondiente. Puede solicitar presupuestos de diferentes agencias y deducir un precio medio correcto.

También es posible que la casa sea valorada por expertos inmobiliarios aprobados por los tribunales. Pueden hacer un estudio objetivo del valor de la vivienda porque son completamente independientes.

Si deseas conocer más sobre la valoración de propiedades puedes realizar un curso de tasación inmobiliaria.