El óxido es un componente químico que afecta de manera negativa a todo lo que esté fabricado en hierro. Es el responsable del mal funcionamiento de muchos mecanismos y nuestro coche no está exento de dichos daños.

Los frenos son una de las piezas de nuestro coche que pueden ser afectadas por este dañino compuesto. Además, tener unos frenos con óxido puede poner en riesgo no solo la integridad de nuestro coche, también nuestra vida. Por ello te queremos mostrar lo que debes saber si tienes este problema.

¿Por qué se oxidan mis frenos?

Lo primero que debes saber es que el óxido puede afectar cualquier pieza de hierro que esté expuesta a humedad. Generalmente esta reacción ocurre cuando el oxígeno tiene contacto con el hierro, el proceso empeora con la humedad.

Entonces, los frenos de tu choche, si están sometido a mucha humedad pueden llegar a presentar óxido. Por supuesto que para que se forme el óxido el coche tiene que estar en desuso por un tiempo largo.

¿Qué hacer si mis frenos se oxidan?

Sabiendo que la razón del óxido puede ser el desuso ¿qué debe hacerse en estos casos? La respuesta es, depende. Si el óxido solo se ha formado en una capa superficial muy fina la solución es muy fácil. Basta con poner a rodar tu coche y el mismo sistema de frenado, por la fricción, eliminará la capa superficial.

Una buena manera de saber si es superficial es si hace unos días no existía oxido en las piezas. Cuando la formación de óxido es reciente también suele ser un poco más arenosa y se desprende fácilmente.

Por otro lado, si el óxido es más profundo y notas que ha llegado a causar desgaste, es más complicado. Se recomiendo que si el óxido está en este nivel, la pieza sea cambiada inmediatamente. Utilizar frenos con zonas desgastadas por el óxido o con mucha cantidad del mismo puede ser peligroso.

Para reemplazar los frenos debes llevar tu coche a algún especialista de mecánica automotriz. El cambio no debería ser algo muy complicado, por lo que no debería llevar demasiado tiempo. Lo importante es resolver el problema a tiempo y evites pérdidas importantes.

A la hora de comprar el repuesto puede hacerlo a través de la web y gestiondesguace es un buen lugar. A través de este tipo de sitios puede conseguir el repuesto que necesitas de forma rápida.